Martes, 14 Junio, 2022 - 09:00
María José López indica que “las críticas del PP son un ataque a los empleados públicos que en esos momentos tramitaron todas estas compras, cuando todos estábamos confinados y bajo complicadas condiciones para desarrollar su labor” Recuerda que se llegaron a solicitar “hasta 21 presupuestos a otras tantas empresas para una única compra de mascarillas, cuando lo que tiene establecido este Ayuntamiento es que sean al menos tres los presupuestos solicitados”

Albacete, 14 de junio de 2020. La concejala de Economía y Hacienda, María José López, ha acusado al portavoz municipal del Partido Popular, Manuel Serrano, de querer “generar confusión y dudas” sobre la gestión del Equipo de Gobierno respecto a la adquisición de material sanitario de protección durante los momentos más complicados de la pandemia de la Covid-19.

La concejala de Economía y Hacienda ha destacado que “el señor Serrano, en primer lugar, se olvida del contexto en el que se llevaron a cabo estas compras, una situación de incertidumbre en la que el mercado de este tipo de artículos estaba completamente colapsado”, lo que llevó a la Unidad de Gestión de Compras del Consistorio “a realizar un sobreesfuerzo para poder suministrar material de protección al personal municipal, llegando a solicitarse hasta 21 presupuestos a otras tantas empresas para una única compra de mascarillas, cuando lo que tiene establecido este Ayuntamiento es que sean al menos tres los presupuestos solicitados”.

Para López, la afirmación que realiza el portavoz del PP respecto a que el Consistorio pagó por mascarillas quirúrgicas casi el doble que la media de precios que otros ayuntamientos de España no se sostiene, “porque se olvida de la economía de escala, ya que no es lo mismo una compra por parte de una ciudad de un millón de habitantes que la realizada por un municipio como el nuestro o por uno con 5.000 habitantes”.

“En todo caso, los datos publicados en base a los informes del Tribunal de Cuentas de 2020 indican que, en el caso de Sevilla, el precio medio de compra de las mascarillas quirúrgicas fue de 0,98 euros; en Bilbao de 0,90 euros, y en Albacete, de 0,81 euros, y si nos referimos a las FFP2/KN95, en Albacete se pagó de media 2,73 euros, mientras que en Madrid fueron 4,76 euros, o de 3,50 en Bilbao; 3,99 en Sevilla, y así podríamos seguir”, ha especificado.

Aún así, ha dicho, “las compras realizadas siempre se hicieron observando escrupulosamente la legalidad a través del procedimiento de compra de urgencia y contó con el respaldo de los servicios técnicos municipales, que autorizaron las operaciones, tal y como establece la Ley, cuestión en la que quiero insistir”.

Para López, “parece ilógico que establezcamos comparativas entre ciudades respecto a un asunto tan sensible en un panorama de escasez absoluta de este tipo de artículos, unido, todo hay que decirlo, al alto nivel de especulación que se generó en este mercado, cuando era preciso satisfacer una necesidad inaplazable para proteger a nuestros trabajadores y trabajadoras, que realizaban funciones esenciales”.

Los filtros de las operaciones

La concejala ha enumerado los numerosos filtros que superaron estas adquisiciones de urgencia, refiriéndose a los informes de necesidad de contrato menor emitidos por el servicio correspondiente, a la supervisión por parte de la Unidad de Gestión de Compras, además de los controles del Servicio de Presupuesto y Contabilidad y siempre de conformidad con las Instrucciones en Materia de Contratación del Ayuntamiento y de sus Organismos -aprobadas por la Junta de Gobierno Local en 2013-, y que establecen que se deben solicitar presupuestos como mínimo a tres empresas. El último trámite para dar curso a las operaciones de compra es una resolución de Alcaldía.

López ha indicado que “el señor Serrano, antes de intentar crear alarma social, debería recordar en qué medida contribuyó a facilitar la adquisición de este tipo de productos sanitarios, digamos de forma coloquial, que diga si, con su larga experiencia en este Ayuntamiento, nos echó una mano para ofrecer a nuestro personal que se enfrentó a la pandemia los medios precisos, y ahora, transcurridos dos años desde esos complicados momentos, saca del cajón del ruido y de la confusión este asunto, olvidándose de que estábamos ante una situación inédita en la que cada día enfermaban decenas de albacetenses y con no pocos fallecidos”.

La concejala de Economía y Hacienda ha recordado que todos los grupos políticos tienen a su disposición la documentación de los procedimientos de adquisición de mascarillas quirúrgicas y FFP2/KN92 llevadas a cabo desde que se iniciara la pandemia de la Covid-19, y que se resume, en el caso del periodo de marzo a diciembre de 2020, en 10 contratos para el suministro de 126.000 mascarillas FFP2/KN92 por importe de 343.000 euros y ocho contratos para comprar 325.000 mascarillas qurúrgicas por importe de 261.000 euros.

“Desde luego, desde el Equipo de Gobierno consideramos que estas críticas son un ataque a los empleados públicos que en esos momentos tramitaron todas estas compras, cuando todos estábamos confinados y bajo complicadas condiciones para desarrollar su labor”, ha subrayado López Ortega, apuntillando que “no sé dónde está el despilfarro, palabra en las antípodas de otras como transparencia y gestión”.

Para concluir, López ha dicho que “tenemos la conciencia más que tranquila porque consideramos que cumplimos con nuestro deber de servidores públicos buscando soluciones para que la ciudad siguiera funcionando en un momento de confinamiento, mientras otros y otras ni estaban ni se les esperaba”.