Jueves, 2 Junio, 2022 - 12:45
Emilio Sáez ha presentado la memoria de actuaciones de 2021 del Parque de Bomberos de la capital, un año en el que aumentaron los rescates y bajaron los incendios

Albacete, 2 de junio de 2022. El alcalde de Albacete, Emilio Sáez, ha destacado el esfuerzo inversor realizado por el Ayuntamiento en el Servicio Contra Incendios (SCI), cercano a los dos millones de euros, para “garantizar la seguridad ciudadana”, declaraciones que ha realizado durante la presentación de la memoria 2021 de este servicio municipal en una rueda de prensa junto a la concejala de Seguridad Ciudadana, María José López, y el director del Parque de Bomberos, Ismael Pérez.

“La seguridad ciudadana es una de las máximas preocupaciones de este Equipo de Gobierno y de este alcalde, y desde un primer momento situamos como prioritaria en nuestra hoja de ruta la mejora de todos aquellos servicios relacionados con la seguridad de los ciudadanos y ciudadanas, desde la Policía Local a Bomberos, pasando por la Agrupación Municipal de Protección Civil, y el esfuerzo inversor que se ha realizado desde el Consistorio es la prueba más evidente”, ha indicado el alcalde.

Sáez ha tenido palabras de agradecimiento para el SCI, “profesionales que han demostrado su dedicación y preparación ante los diversos retos a los que se tuvieron que enfrentar en 2021”, apuntando que “en la memoria de todos y todas está todavía Filomena, ese temporal que azotó a nuestra ciudad, como al resto del país, del 7 al 20 de enero, y que necesitó de 262 actuaciones del Servicio Contra Incendios, lo que se tradujo en casi 5.000 horas de trabajo de la plantilla y 673 horas de trabajo con vehículos para garantizar la máxima normalidad en la vida de la ciudad y la seguridad de los y las albacetenses en el menor espacio de tiempo posible”.

Dos grandes incendios industriales

Pero además, según ha recordado Sáez Cruz, el SCI se enfrentó a dos incendios industriales de grandes dimensiones y de elevado riesgo, el de dos deshidratadoras de cereal y forraje, uno en la A-31, que se inició el 31 de mayo y que se prolongó durante 117 horas, casi 5 días, y que requirió de 9 vehículos, 46 bomberos, con colaboración de la Base Aérea, y un segundo siniestro, en la carretera de Santa Ana, que se prolongó durante 124 horas, algo más de 5 días, y que precisó de 10 vehículos y 42 bomberos.

De acuerdo con los datos aportados por el alcalde, en líneas generales, se mantiene la tendencia ligeramente creciente en el número total de actuaciones, con excepción de 2020, “marcado por las numerosas desinfecciones por la Covid-19”. Las actuaciones técnicas y de prevención se mantuvieron; los salvamentos, en tendencia creciente, con una importante repercusión por los temporales, y los incendios, en línea decreciente, con especial incidencia en zonas densamente pobladas o parque de viviendas envejecido.

Volviendo al capítulo de inversiones, el alcalde ha señalado que “son cerca de dos millones de euros”, por un lado, con un gasto cercano a 460.000 euros para mantenimiento y adquisición de material de reposición y nuevas necesidades, partida en la que se incluyen 12.500 euros para adquisición de dos drones, 12.000 euros para tres nuevos equipos de respiración y repuestos; 12.500 euros en renovación del material de rescate acuático; 6.000 euros en reposición de 3 trajes NBQ para intervenciones en mercancías peligrosas; 17.000 euros en 35 trajes de rescate técnico; 115.000 euros en mantenimiento de equipos, vehículos e instalaciones; 7.000 euros en modernización de equipos de salas de juntas y formación, y 17.000 euros en uniformidad de estancia en el parque.

Por otro lado, se han tramitado tres expedientes de contratación por un total de 1.460.000 euros, de los que 500.000 euros fueron para adquisición y renovación de los EPIS de trabajo de todo el personal del servicio, repartidos en 8 lotes, adjudicados y formalizados en enero de 2022; 40.000 euros para la compra de un vehículo para mandos, de propulsión exclusivamente eléctrica, en trámite de ofertas, y 920.000 euros para la adquisición de un nuevo vehículo autoescala, adjudicado en enero de 2022, y que llegará a finales de este año o primeros compases de 2023.

16 nuevas incorporaciones

La concejala de Seguridad Ciudadana ha puesto el acento en el aspecto humano del SCI, indicando que en 2021 se incorporaron 16 nuevos bomberos y promocionaron 9 profesionales, “con lo que disponemos en estos momentos de una plantilla de 115 personas”. María José López ha subrayado la importancia de la incorporación de dos drones, “se están realizando vuelos de prueba, civiles, en zonas no habitadas, con limitación de altura, aunque ya pudimos ver su eficacia en el reciente incendio de una nave en la avenida Gregorio Arcos”.

La responsable de la Seguridad Ciudadana también ha subrayado algunos de los reconocimientos recibidos por el servicio, como la Medalla de Oro Extraordinaria de Castilla-La Mancha en la lucha contra la Covid-19, y la Medalla de Honor de 2021 de la Real e Ilustre Esclavitud de Nuestro Padre Jesús de Medinaceli de Albacete. La concejala se ha referido, además a las labores de prevención, “ya que nuestros vehículos salen a circular a diario por las vías públicas de nuestro municipio, con una doble finalidad, puesta a punto de nuestros vehículos y también para detectar posibles puntos de difícil accesibilidad o circulación, pero, además, dos o tres días por semana salimos a revisar el estado de los hidrantes existentes en las vías públicas, para comprobar su estado”.

También se establecieron 29 retenes preventivos, tanto en la no-feria de septiembre, como en otras actividades con gran asistencia de público, y acompañaron a empresas y centros docentes en 14 ocasiones en sus simulacros de implantación de planes de autoprotección, haciendo un informe externo del resultado, y posibilidades de mejora.

Y para tener preparada a la plantilla, se ha desarrollado un plan de formación “muy ambicioso” que alcanza las 180 horas por persona al año, con 310 horas en total en hidráulica en incendios de interior e intervención en mercancías peligrosas. Pero, además, el personal ha asistido a numerosos cursos de formación continua, con 115 asistencias y 275 jornadas.

1.280 actuaciones de extinción y salvamento

Entrando de lleno en los datos, el director del SCI ha indicado que, respecto a las actuaciones de extinción y salvamento, fueron 1.280, con una bajada del 18% en el número de incendios (de 267 a 220): los salvamentos subieron un 54% (de 438 a 675), una diferencia que coincide prácticamente con las 262 intervenciones debidas a Filomena; salidas que no requirieron actuación fueron 352, mientras que las falsas alarmas cayeron un 21% (de 42 a 33).

En cuanto a los incendios, según Ismael Pérez, los de vegetación fueron los más numerosos, aunque descendieron respecto a 2020, año en el que había más materia combustible como consecuencia de la falta de conservación y mantenimiento de las propiedades que impuso la Covid-19. En cuanto a los incendios en industrias y almacenes, aumentaron un 140% (de 5 a 12) respecto a 2020, y es que durante la pandemia se redujo la actividad industrial.

La distribución mensual no arrojó cambios significativos respecto de otros años, concentrándose principalmente en verano. Mientras que el reparto geográfico mostró una incidencia más elevada en zonas con mayor densidad de población y parque de viviendas más envejecido.

En relación con los salvamentos, subieron prácticamente en todos los apartados con respecto a 2020, al igual que las actuaciones en edificios y arbolado, que fueron más numerosas, siguiendo a continuación las relativas a fenómenos meteorológicos adversos, en especial, por Filomena, ha añadido el director del Parque de Bomberos, que ha apuntado que, en cuanto a las salidas del Parque de Bomberos, se produjo un descenso del 26% respecto de 2020 (de 1.990 a 1.472), si bien se recuperaron niveles similares a años anteriores. Y es que cabe recordar que, en 2020, solo por desinfecciones por la Covid-19 hubo 846 salidas. Así, este año, las salidas están por encima de las de años anteriores, 262, en gran medida por las causadas por Filomena.

La mayoría de los avisos que llegan al SCI proceden del 112, a continuación, Policía Local, y después los ciudadanos y ciudadanas directamente. Las actuaciones se concentraron en el término municipal, pero el SCI también fue requerido por el 112 en algunos casos para actuar fuera del término municipal.