Archivo municipal
11/03/2022

Entre los diferentes árboles que aparecen en el Catálogo de Árboles Singulares, recientemente aprobado, aparece un Ulmur minor, árbol plantado en 1906 en el Parque de la Fiesta del Árbol, el primer parque de Albacete. 

Pero para entender como se creó este parque, tenemos que hacer referencia a la Fiesta del Árbol que le da nombre. La Fiesta del Árbol o Día del Árbol era una festividad que tenía por objetivo recordar la importancia de proteger las superficies arboladas y los bosques. Se celebró por primera vez en Villanueva de la Sierra (Cáceres) en 1805, promovido por el párroco Ramón Vacas Rojo, durante el martes de Carnaval. En julio de 2017 fue declarada Bien de Interés Cultural como bien inmaterial en dicho pueblo, haciendo además en esta declaración un recorrido por la historia de la festividad. 

Llegado el siglo XX, el Real Decreto de 11 de marzo de 1904 del Ministerio de Agricultra, Industria, Comercio y Obras Públicas tendrá por objetivo fomentar la celebración de esta fiesta con fines educativos, pero también con el objetivo de repoblar las zonas de bosque del país y crear zonas verdes cercanas a las ciudades. Entre las medidas que se incluyen, se establecía un premio de 50 pesetas, si las semillas y plantaciones se habían conseguido gratuitamente, o de 75 pesetas, si se habían adquirido, para las Juntas Locales y Asociaciones que hubieran conseguido que prosperaran 500 pies de especies arbóreas. 

Plano de Albacete (1905)
Plano de la ciudad de Albacete en 1905. AMAB

La legislación continuó regulando esta festividad a través de diversas disposiciones, hasta llegar al Real Decreto de 5 de enero de 1915 del Ministerio de la Gobernación donde se establecía como obligatoria la celebración anual de la Fiesta del Árbol en cada localidad. 

Este Real Decreto fue recibido el día 20 de enero por el Ayuntamiento, quien encaró a la Comisión de paseos y arbolado designar la fecha en la que se celebraría la fiesta y organizarla según lo marcaba la legislación. Pero en esta fecha, Albacete ya llevaba celebrando dicha fiesta unos 10 años, y que desde el 23 de febrero de 1911 se había celebrado en los terrenos en construcción del nuevo parque junto al Paseo de la Confianza, es decir, el actual Parque Abelardo Sánchez. 

Pero esas primeras plantaciones de árboles, consecuencia probablemente del Real Decreto de 1904, se debieron al empeño de Rafael López-Mateo, presidente de la Cámara Agrícola de Albacete, quien en enero de 1905 pidió al Ayuntamiento la adquisición de terrenos para la celebración de la fiesta del árbol que iba a organizar la Cáamara. El parque resultante quedaría a beneficio del Ayuntamiento y el resto de gastos correrían a cuenca de la Cámara Agrícola. 

El primer lugar en el que se pensó establecer fue en el Paseo de la Confianza, actual Paseo de Simón Abril, pero los propietarios del terreno se negaron a realizar la venta. Otras ubicaciones en las que se pensaron fueron el actual Paseo de la Cuba o las inmediaciones del canal de María Cristina, con el objetivo de formar una barrera de árboles que defendiera la ciudad del aire del norte. Pero tampoco pudieron adquirirse los terrenos. 

Finalmente se decidió utilizar el terreno que el Ayuntamiento tenía a la izquierda de la huerta denominada "Ojos de Aspa", que se había adquirido para extraer arena. Además, se podía utilizar el terreno colindante, en caso de ser necesario, con una indemnización a los propietarios. 

A la vez que se realizaba la petición de terrenos para el parque, se produjo el nombramiento de un jardinero por parte del Ayuntamiento, Félix Hidalgo Villarejo, que venía de Aranjuez y se le estableció un sueldo de 1.000 pesetas anuales, pagando además los gastos de su traslado hasta la ciudad de Albacete.

Nombramiento de jardinero
Acta municipal de 25 de enero de 1905. AMAB, L 6

Poco después, unos meses después, ya se recoge la existencia de dos jardineros, existiendo conflictos entre ellos que provocaron sanciones de suspensión de empleo y sueldo. Estos problemas se resolverán en junio con el cese del segundo jardinero, y el nombramiento de Andrés Sánchez para ocupar su lugar.

También sabemos que en septiembre de 1906 ya existía un guarda en el parque, ya que se solicitó el aumento de su salario a dos pesetas, así como las menciones a las diversas replantaciones que se debían hacer en el sitio denominado "fiesta del árbol", pese a que el nombre oficial era Parque López Mateo, por su precursor. Estas menciones, junto a las nuevas que aparecen en las Actas municipales antes de la creación del parque, hacen evidente el interés del Ayuntamiento por las zonas arboladas de la ciudad y su mantenimiento.

Pero con la construcción de un nuevo parque en 1911, en una ubicación más céntrica, parece que provocó el abandono de este primer sitio de recreo, ya que en 1934 se recoge la necesidad de arreglarlo por estar muy abandonado y cerrarlo durante la noche. Un año más tarde será aprobado el proyecto para la construcción de un nuevo depósito de agua, que mejoraría el abastecimiento de agua,y la remodelación del parque. Las obras del depósito terminarían en 1944, aunque nunca llegó a utilizarse como tal debido a los problemas que surgieron al probarlo. 

El parque sufrirá una nueva remodelación con la inclusión de su rosaleda, inaugurada el 6 de septiembre de 1984, y la última será en 2009, que dará lugar a la rehabilitación del depósito de agua para su uso como centro cultural, que esperemos poder disfrutar pronto.